Tipos de grabado

Tipos de grabado

Actualmente, hay muchas categorías y subcategorías de grabado. Sin embargo, podemos dividirlas básicamente en cinco áreas principales, que son el giclée, el relieve, el intaglio, la litografía y la serigrafía.

Giclée:

Una de las últimas técnicas desarrolladas dentro del mundo del grabado artístico es el giclée, tendencia que cada día gana más adeptos. A este nuevo método se le denomina en ocasiones 'Iris', en referencia a la impresora Iris 3047, la primera con la que se experimentó esta técnica. Las primeras reproducciones giclée, palabra francesa que significa pulverizar un líquido, son del año 1989. Las imágenes son escaneadas y digitalmente almacenadas para luego ser enviadas a una impresora inkjet de muy alta resolución.

El proceso parte de una imagen digitalizada a muy alta resolución, de tal manera que proporcione cerca de 1800 dpi visuales en el formato de salida, para lo cual se debe emplear naturalmente un escáner también de elevadas prestaciones, perfectamente calibrado, lo mismo que el monitor, en particular si se trabaja en color. El autor de la obra -o el operador de la computadora- procede entonces a realizar los ajustes y correcciones para finalmente guardar el archivo en un CD-ROM o en cualquier otro sistema de alta capacidad. Las imágenes deben ser escaneadas a 300 ppi en formato de salida, así que una copia de 75 x 100 cm ocupa 432 Megabites.

La impresora utiliza tintas especiales de altísima calidad, que son pulverizadas en gotas microscópicas por un capilar más fino que el grosor de un cabello, a razón de más de 4 millones por segundo. En el caso de la Iris, el papel va montado en un cilindro que gira a una velocidad de 250 a 375 cm por segundo, tardando aproximadamente una hora para hacer una impresión de 80 x 110 cm. A simple vista el trazo de la impresión no se aprecia.

El giclée ofrece una alta calidad de impresión en trabajos de arte que puede sustituir a las copias en papel de bromuro de plata en muchas aplicaciones. Las posibilidades creativas y el hecho de que todas las copias son idénticas, hace que sea ilimitado.

Relieve:

El relieve es la forma de grabado más Antigua. Los grabados en relieve más antiguos se remontan a las xilografías chinas, que datan del siglo VIII. La xilografía aparece en Europa mucho después, en el siglo XV.

El principio básico del grabado en relieve es crear una imagen en papel a partir de una superficie elevada de la matriz. El artista dibuja en la matriz o plancha y retira las áreas que no forman parte de la imagen. Estas áreas son partes negativas de la imagen, o espacios alrededor de los cuales veremos la imagen. La tinta solo alcanzará las áreas que el artista no toca. La plancha se entinta y se extiende sobre un pliego de papel. El artista podrá entonces presionar el papel utilizando su propia mano o pasarlo por una prensa de impresión. La imagen reproducida en el papel es como el reflejo en un espejo de la que hay en la plancha. La xilografía y los linocuts son los ejemplos más comunes de los grabados en relieve.

Intaglio:

El Intaglio es precisamente lo opuesto al grabado en relieve. En este proceso el artista plasma la imagen mediante incisiones en la matriz y a continuación aplica tinta sobre estas líneas incisas, asegurándose de que las áreas que no se dibujaros quedan limpias de tinta. En la técnica del intaglio, el papel se humedece previamente con agua. Cuando se extiende sobre la matriz y es presionada por la imprenta, el papel es empujado hacia las ranuras de la plancha, lo que hace que la imagen se transfiera en el papel. Muchas técnicas de intaglio implican crear las incisiones mediante ácidos se comen la plancha de metal, con lo cual se protegen con ceras las áreas que no deben ser plasmadas en el papel. Las variantes de la técnica del intaglio incluyen: la puntaseca, el aguatinta, el grabado, la mezzatinta, y el aguafuerte.

Litografía:

El rasgo distintivo de la litografía es que se puede realizar un gran número de copias de una sola matriz, sin que se deteriore por ello la calidad de la imagen.

La litografía la inventó Aloysius Senefelder (1771 – 1834), en Bavaria. El concepto de litografía se basa en la incompatibilidad del aceite y el agua; la capacidad de la piedra caliza para absorber y retener el agua y la disposición de las sustancias aceitosas a adherirse a la piedra caliza. La naturaleza pulida de la superficie es receptiva al aceite que se extiende sobre ella. Senefelder descubrió que tratando químicamente la superficie de la piedra caliza, y dibujando en ella con lápices grasos, solamente las áreas que no han sido tocadas con los lápices grasos absorberían la tinta de la impresión. Entonces, dibujando en la piedra tratada, entintándola, cubriéndola con papel húmedo y pasándola por una prensa, la imagen se transfiere exactamente en el papel. Actualmente la técnica se aplica en una plancha de metal

Serigrafía:

Todas las obras serigráficas se basan en el concepto del estarcido. La técnica del estarcido emplea una fina hoja de un material resistente con un diseño recortado en ella. Esta lamina se coloca sobre una superficie receptora (papel, lienzo, etc.). Una vez que la pintura se aplica sobre la superficie de la lamina, solo alcanzará la parte de la superficie receptora colocada bajo la zona donde el diseño ha sido recortado.

Las técnicas de estarcido se desarrollaron en la Serigrafía en el Reino Unido de los años 20. Sin embargo, no se utilizó plenamente hasta los años 60, cuando el Pop Art tuvo su debut con Andy Warhol.

Actualmente la serigrafía en seda es la técnica más conocida de las serigrafías. Esta técnica se emplea en numerosos objetos cotidianos como posters, camisetas, tejidos estampados... el uso más famoso de esta técnica se puede ver en las obras de Andy Warhol.



LIBROS SOBRE GRABADO

LIBROS SOBRE LITOGRAFIA

LIBROS SOBRE SERIGRAFIA Y BATIK

OBRA GRAFICA EN PICASSOMIO